Efectos del alcohol.

Efectos del alcohol.

¿Sabes que cuando bebes muchos de los efectos del alcohol te hackean para que cada vez bebas más? ¿No te lo crees? Sigue leyendo.

efectos del alcohol

Como manipula el alcohol tu mente

El proceso es el siguiente. Das un sorbo de alcohol (cualquier bebida, no hay diferencias entre ellas). Tu cerebro reacciona produciendo dopamina y dinorfina.

  • La dopamina te genera un subidón, una sensación intensa de bienestar. Sin embargo, la dopamina desaparece rápidamente, por lo que tu cuerpo te pide más. Y vuelves a dar otro sorbo, y la dopamina, con su bienestar vuelve a aparecer. Acabas de relacionar alcohol con bienestar (PELIGRO).
  • La dinorfina, que por desgracia perdura en tu cuerpo muchísimo más tiempo que la dopamina, funciona de manera contraria a ésta, es decir, bloquea los receptores de tu cerebro que te hacen sentir bien. ¿Y cómo contrarrestas esa sensación? ¡Bingo! ¡Bebiendo alcohol! (PELIGRO AL CUADRADO). Y como vimos, la dinorfina sigue en el cuerpo mucho más tiempo que la dopamina, por lo que al día siguiente te sientes con un estado de ánimo por los suelos. Nada te hace sentir bien, excepto… (PELIGRO AL CUBO)
    Por si fuera poco, el alcohol es diurético, es decir, hace que pierdas líquidos, por lo que el beber alcohol te hace beber más.
    Ya tenemos la tormenta perfecta. Bebes->subidon->bajón->deshidratación->bebes->subidon->bajón->deshidratación->bebes->… bebes, bebes, bebes.

Como manipula el alcohol tu cuerpo

Y ahora llegan los problemas físicos. El sistema de desintoxicación de tu cuerpo, tu hígado, al detectar un tóxico (te recuerdo que el alcohol lo es) lo prioriza entre todo lo que tiene que depurar, y las sustancias que debería estar eliminando (hormonas, toxinas, químicos, fármacos, virus, bacterias,…) siguen en tu cuerpo más tiempo del que deberían, causando enfermedades. Además, al hígado le cuesta eliminar el alcohol, por lo que, si lo fuerzas a eliminarlo de manera habitual, el hígado se deteriora y puede desarrollar hígado graso o cirrosis hepática alcohólica (la cual es potencialmente mortal).

Ahora ya lo sabes. Así te hackea el alcohol, y no hay manera de evitarlo. ¿De verdad estás dispuesto a sufrir todo esto por un poco de dopamina? Hay mejores formas de conseguirla, como hacer deporte, escuchar música o estar con tus amigos.

Fuente: Marisa Roberto, Nicholas W Gilpinb, in Neurology of Alcohol Dependence, 2014


Etiquetado como , , ,




Más posts

Siguiente post

Efectos del alcohol.


Thumbnail


Buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

error: